Las personas con discapacidad tienen derechos específicos, cuya principal finalidad es equiparar sus oportunidades y promover su inclusión.